Cantaora" es el título de uno de los discos de Carmen Linares porque ella es la cantaora indiscutida de nuestra época. Es una artista que, avalada por una larga trayectoria, ha conseguido por méritos propios su consagración definitiva en los años noventa. Es una de las profesionales más reclamadas por el público y pilar fundamental en el cante actual.

Carmen Linaresn nace y se hace cantaora a base de afición, estudio y, sobre todo, de vivencias flamencas. Durante sus primeros pasos, como aficionada, tuvo la suerte y la inteligencia de aprender en directo de muchos maestros/as del cante como Pepe de la Matrona, Juan Varea, Perla de Cádiz, Rafael Romero, Fosforito, Enrique Morente, Camarón,... A partir de entonces Carmen no ha dejado nunca de cantar: desde muy joven acompañando con su voz al baile en las Compañías de Paco Romero o Carmen Mora; y luego, en los tablaos madrileños de Torres Bermeja y Café de Chinitas.

Cuando asoma a los Festivales flamencos, Carmen Linares ya es toda una realidad. Desde ese momento su carrera no cesa de enriquecerse y de enriquecer el patrimonio jondo con sus propias aportaciones. Su discografía flamenca, algo que ella ha cuidado siempre con rigor, es elocuente: 'Su cante", 'Cantaora", "La luna en el río', 'Canciones populares antiguas" y Carmen Linares "En Antología', unas grabaciones cuyo valor artístico ha sido reconocido con premios por importantes instituciones, por la crítica especializada y por la afición flamenca.

Sin embargo, Carmen Linares nunca ha querido limitarse en su arte y se ha dejado tentar por todas las apuestas de calidad que se le han presentado, Ha hecho teatro: "Las arrecogías del beaterio de Santa María Egipiciaca", "La historia de los tarantos'; zarzuela, "La Verbena de la Paloma", "La Chulapona"; jazz, con la orquesta francesa Minotauro; y ha intervenido en todo tipo de montajes, aportando sabiduría y hermosa voz. Así fue Carmen, la cantaora elegida para reestrenar 'El amor brujo", de Manuel Falla, en la VI Bienal de Arte Flamenco celebrada en Sevilla (1986).

Carmen Linares es hoy una cantaora con timbre propio, hondamente flamenca, llena de matices y musicalidad, que vivifica los cantes con el apasionamiento de la sinceridad y con intuición poética de mujer en la selección de textos que interpreta.