Hijo de Piés Plomo y Tomasa, nieto de Pepe Torre y sobrino nieto del legendario Manuel Torre. Aunque siempre cantó en fiestas familiares, su revelación artística se produjo al ganar el concurso de Mairena del Alcor. Su consagración llegó al levarse el premio nacional Manuel Torre por Seguidilla y Toná en el concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba. A partir de este triunfo, comienza a participar en los festivales, de los que actualmente es uno de sus primeras figuras. "Tomasa" es, ante todo, un cantaor completo que domina, con verdadero magisterio, la gran mayoría de los palos flamencos, ejecutándolos con la ortodoxia de un verdadero estudios y enriqueciéndolos con letras de su propia cosecha.