MANUELA CARRASCO

 
 
 
 

Manuela Carrasco nació en 1954 en el sevillano barrio de Triana en una familia de artistas. Su padre es el bailaor José Carrasco ‘El Sordo’ y su madre está emparentada con Los Camborios. No tuvo profesores de baile, se formó de manera autodidacta. A pesar de la oposición inicial de sus padres, debuta a los once años en el ya desaparecido Tablao La Cochera de Sevilla. A los trece, realiza una gira de dos años por toda Europa con el elenco del bailaor Curro Vélez. De vuelta a Sevilla, actúa un año en el Tablao Los Gallos. De ahí marcha a Madrid, donde en Los Canasteros empieza a bailar como solista. Causó sensación por su fuerza y su gran temperamento, además de unos modos que recordaban a las viejas bailaoras.

Tras triunfar en festivales como el de La Puebla de Cazalla (Sevilla), obtiene el Premio Nacional de Baile ‘Pastora Imperio’ en el Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba en 1974. También recibe el Premio Internacional de Baile en San Remo (Italia) en 1976, al año siguiente de recibir Paco de Lucía el de guitarra. Participa en espectáculos como ‘Gitano’ junto a Camarón, Pansequito y Lebrijano; ‘Ayer, hoy y mañana del flamenco’; y, en Norteamérica en 1985, ‘Flamenco puro’ con Fernanda de Utrera, Farruco y Chocolate, entre otros. Durante la Bienal de Flamenco de Sevilla 1992 protagoniza el espectáculo ‘…Y Sevilla’, bajo la dirección de José Luis Ortiz Nuevo, presentado en la Plaza de Toros de la Maestranza.

En 1995 su histórica soleá es grabada por Carlos Saura en la película ‘Flamenco’, escena en la que le acompaña la voz de José Mercé. Al frente de su propia compañía, gira con espectáculos como ‘La Diosa’, ‘Así baila Sevilla’ y ‘Jondo Adonai’. En la Bienal de Sevilla 2002 presenta ‘Esencias’, con la colaboración de artistas como Chocolate y La Negra. En la siguiente edición del festival sevillano, estrena ‘Tronío’. Con ‘Un sorbito de lo sublime’ se presenta en festivales como Festival de Jerez 2005, Caja Madrid 2007 y Jueves Flamencos de Sevilla 2007. Manuela Carrasco, que está casada con el guitarrista Joaquín Amador, se atreve a poner en relación su baile con la danza kathak hindú en el espectáculo ‘Romalí’, que se muestra en foros como el festival Andalucía Flamenca 2007 de Madrid y la Fundación Tres Culturas de Sevilla.